domingo, 1 de noviembre de 2009

MUERTES IMPACTANTES DEL CINE MEXICANO

El Mundo del espectáculo, no solo ha sido glamour y alegría; también en su historia se han mostrado momentos de desgracia, que han marcado una página lamentable dentro del medio. En este mes de noviembre, mes en que celebramos y recordamos a nuestros difuntos, he seleccionado 2 historias de dos grandes de la actuación, que sus talentos y sus mencionadas muertes los llevaron a convertirse en leyendas.

LA TRAGEDIA DE UN GALAN… RAMÓN GAY.

Considerado uno de los rostros más galantes dentro de la industria fílmica; Ramón Gay tenía predestinado un futuro brillante dentro del medio del espectáculo. Nació en 1917 en el Distrito Federal. Desde muy joven se dejo notar su galantería; al ser imán del sexo femenino. Constantemente, Ramón Gay, se hacia la pinta para acudir a las carpas y teatros de la ciudad. Fue la admiración que tuvo por las marquesinas, que Ramón se interesó por el medio del espectáculo. Se escapaba de la escuela para poder ir a los estudios fílmicos en donde los directores de reparto lo incluían de extra por su físico. Fue precisamente su físico sobresaliente que llamo la atención del productor GREGORIO WALLERSTEIN, quien vio en Ramón Gay madera para Galán de cine. Así fue que incursiono en lo que siempre había querido, participando en películas como LA ESTRELLA VACIA, EN LA PALMA DE TU MANO, QUINTO PATIO, SI ME VIERA DON PORFIRIO, AY PALILLO NO TE RAJES, PUERTA FALSA, DOÑA DIABLA, AMAR FUE SU PECADO, MI ESPOSA Y LA OTRA, EUGENIA GRANDET, MORIR PARA VIVIR, LA BRUJA, ESTAFA DE AMOR, AMOR EN CUATRO TIEMPOS entre otras, logrando aparecer en mas de 90 películas. En 1960 Ramón Gay, ya consolidado como galán; participaba junto a la queridísima actriz EVANGELINA ELIZONDO en la obra teatral 30 SEGUNDOS DE AMOR. Luego de la Función Gay y Elizondo fueron a cenar, la actriz dejo su coche frente a la casa de Ramón para no tener que llevar el suyo; Al regresar fueron interceptados por JOSE LUIS PAGANONI, ex esposo de Evangelina Elizondo. Sus Celos y el estado inconveniente de alcohol, lo hicieron insultar a la actriz, a quien Ramón Gay intento defender. Pero la consecuencia del enfrentamiento fue la terrible muerte del actor. En los empujones, Paganoni saco una pistola con la que puso fina a lo que sería la triunfal carrera del actor. José Luis Paganoni se dio a la fuga, entregándose pocas horas después las autoridades. Evangelina Elizondo, no ahonda mucho en el tema cuando se le cuestiona, pero lo reconoce como un terrible accidente que no debió de ocurrir; Lo cierto es que RAMON GAY hizo de su muerte el paso final a ser leyenda. A la fecha su caso es recordado como LA TRAGEDIA DE UN GALÁN

LA BELLEZA MORTAL… ELVIRA QUINTANA.

El caso recientemente ocurrido a la cantante rockera ALEJANDRA GUZMÁN, me hizo recordar el caso de uno de los rostros mas bellos del cine mexicano; pero que la inexperiencia de las cirugías estéticas causo el truncamiento de su carrera a una temprana edad. Su nombre ELVIRA QUINTANA.
Originaria de España, Elvira Quintana vino muy chica a México con su madre, huyendo de la Guerra Civil Española, luego que su padre fuera apresado y asesinado. Desde muy joven Elvira Quintana se puso a trbajar como encargada de una tienda, al mismo tiempo que estudiaba la preparatoria. Ahí conoció a su primer novio, un muchacho que trabajaba como extra en los estudios tepeyac; Elvira Quintana constantemente lo visitaba en los estudios, y por diversión participaba como extra en algunas producciones. En una de esas ocasiones, fue observada por el director MANUEL GOMEZ URQUIZA, quien le hizo unas pruebas y le dio su oportunidad de estudiar actuación en la escuela de la ANDA ANDRES SOLER, donde la buscaron para actuar en la película LA MUJER X, Con LIBERTAD LAMARQUE. Su primer protagónico lo obtuvo al lado de GERMAN VALDEZ TIN TAN en la cinta LO QUE LE PASÓ A SANSON. El gusto por los sets, y las noches glamorosas, la hicieron prepararse mas y decidió tomar clases de canto y baile. Participo en películas y telenovelas como:
ROMEO Y JULIETA, LOS LAURELES, BOLERO INMORTAL, GUITIERRITOS, DIOS NO LO QUIERA, CADA HIJO UNA CRUZ, POKER DE REINAS, EL TIRO DE GRACIA, ENTERRADO VIVO. Entre muchas más. Pese a que era una belleza desde muy chica, y siendo una figura que levantaba suspiro al caminar; la vanidad hizo que Elvira Quintana se dejara tratar con los iniciantes tratamientos de belleza estática. Elvira acudía a ponerse inyecciones de Silicon en las piernas y los senos para tornear su figura; pero las inyecciones de esta sustancia, comenzaron a obstruir los conductos renales, lo que provoco que Elvira Quintana fuera hospitalizada. Recibió tratamiento de diálisis que al parecer mejoro la salud de la actriz, haciéndola participar en la radionovela HIPOCRITA. Sin embargo, no pudo terminar su participación, ya que los malestares aumentaron. La cera del Silicon había llegado a los riñones, por lo que por mas esfuerzos que hicieron los doctores, Elvira Quintana Fue desahuciada. La Actriz padeció una dolorosa y triste agonía. Quienes la visitaban, cuentan que era doloroso verla llorando imploran do por su vida. Convaleciente la actriz escribió un libro de poesía. Sin embargo el 8 de agosto de 1968 a los 32 años, Elvira Quintana dejo este mundo para convertirse en leyenda. Hasta hoy ELVIRA QUITANA se le recuerda por su talento musical y actoral; pero sobre todo se le tiene presente por su BELLEZA MORTAL.

2 comentarios:

dra_kikisleal dijo...

QUE TRISTE HISTORIA, PERO MURIO SIENDO HERMOSA, Y SE CONVIRTIO EN UN MITO INMORTAL Y DEJO UNA HUELLA DE TALENTO A TRAVES DE TIEMPO, ESO ES INVALUABLE, Y POSITIVO, NOS AFERRAMOS A LA VIDA PERO TODO ESTO ES TEMPORAL, TODO LO QUE NACE MUERE Y SE TRANSFORMA EN OTRA COSA
DRA MA. DEL CARMEN LEAL GUERRA

Roberto Acuña dijo...

Me gusta mucho la trayectorìa que dejó Elvira Quintana, he tratado de conseguir todas sus pelìculas y afortunadamente me he encontrado con una primera esidión de sus poemas, son increiblemente bellos.
He subido varios clips de esta gran actriz.
http://www.youtube.com/watch?v=f4Jin_IolPk&feature=fvst

Saludos!
Saintwoolf@gmail.com