miércoles, 1 de octubre de 2008

LAS RUMBERAS parte 5: LA MUJER DE FUEGO... ROSA CARMINA.

En los últimos cinco meses hemos hablado de LAS RUMBERAS, de todas esas mujeres que fueron, Y siguen siendo, iconos de esa etapa del cine mexicano. Todas ellas, con su gracia para bailar y su encanto de mujeres hermosas, y su talento histriónico las llevaron ganarse, de manera indiscutible; el título que tuvo a bien ponerles el periodista FERNANDO MUÑOZ CASTILLO: "LAS REINAS DEL TROPICO".
Aunque cada una tenia una belleza y gracia diferente; de las cinco había una que su sola imagen y presencia imponía a todos los hombres de la época.
Su belleza exótica, solamente podia explicarse por su origen cubano; su gracia para el baile también se puede explicar en su origen; y es que los cubanos pareciera que tienen el ritmo en la sangre y traen el talento nato para bailar.
pero lo que mas impresionaba era su porte, ya que causaba impacto en los hombres. Hablo de una mujer que hizo de lado su físico y demostró su calidad histriónica; hablo de la gran ROSA CARMINA.
Rosa Carmina Riverón Jimenez, nació en la Habana, Cuba el 19 de Noviembre de 1929. Desde muy joven ella y su hermana Juanita mostraron gran interés en el baile, y estudiaron en la escuela de Danza de aquel país. Sin embargo, el reconocimiento de Rosa se vino cuando el famoso director JUAN OROL viajo a Cuba para buscar a su nueva protagonista, esto debido a que su reciente divorcio con la rumbera MARIA ANTONIETA PONS termino también con la relación laboral que existió durante algún tiempo. Al no encontrar a una bailarina que le diera el tipo para el personaje; Juan Orol decidio pensaba en retirarse cuando recibe la llamada de ENRIQUE BRION, locutor de la XEW y que fue invitado a Cuba para un evento. La llamada era informarle sobre una Joven de 16 años de buena figura y una extraordinaria forma de bailar. Orol Le pidió que la llevara al hotel de inmediato. Brion se acerco a la bailarina y le explicó sobre la búsqueda del director para filmar su próxima película, sin embargo por ser pasada la media noche y la reunión sería en un hotel, Rosa se negó a asistir y le dijo que si en verdad le interesaba fueran al día siguiente a su casa.
Desde temprano Juan Orol se presentó en la casa de Rosa y solo con verla quedo prendido de su belleza y porte; era justo lo que buscaba para el personaje.
Le ofreció un contrato para filmar dos cintas, con el permiso de sus padres, y de su novio con quien después de filmar la película se casaría, Rosa viajo a México y grabo la película, que le abrió las puertas en el séptimo arte UNA MUJER DE ORIENTE (Juan Orol, 1946). Luego de terminar la Película regreso a la isla para cumplir su promesa y casarse con su novio, quien luego de ver la película le prohibió volver a ese ambiente. Pero el contrató que Juan Orol la hizo firmas por dos películas la obligaron a cumplir con su contrato y es así, con la renuencia de su esposo, de que filmo la película TANÍA, LA BELLA SALVAJE. Orol se baso en su poder de convincente para hacer que Rosa firmara otro contrato y filmara ese mismo año la cinta EL REINO DE LOS GANGSTERS. Para entonces Rosa Carmina estaba deslumbrada con los reflectores y escenarios y decidió dedicarse integramente a ese trabajo; lo que trajo como consecuencia el divorcio de su primer Marido.
Aprovechando la reciente separación de Rosa y su marido, y ya estando divorciado de Maria Antonieta Pons; Juan orol se lanzo a la conquista de Rosa Carmina, a quien el director no se le hacia tan desagradable y la relación culmino en boda.
Al igual que Maria Antonieta, Rosa Carmina tuvo el impulso gracias al talento de Juan Orol. Además que rompió con el esquema estipulado de la historia que protagonizaban las rumberas. Por lo general, las rumberas protagonizaban las historias de aquellas mujeres que a causa de un engaño o jugada del destino caían a lo mas bajo y denigrante que marcaba la época. Pero en el caso de Rosa Carmina este tipo de historias eran poco creíbles debido a la estatura de la bailarina, y es que su personalidad daban mas la proyección de mujeres altivas, que se aprovechaban de los hombres para cumplir sus propósitos: rosa protagonizo en su mayoría este tipo de papeles, contrastando con lo de Meche Barba o Ninon Sevilla.
La carrera de rosa en el cine era aceptada por el publico, pero la critica siempre fue muy dura con ella, en sus inicios le criticaba sus números de baile, por lo que Orol se los perfecciono al contratarle maestros de baile personales, y durante mucho tiempo su manera de actuar recibía criticas muy severas en la prensa, pero el público recibía bien el trabajo de la bailarina, sobre todo el publico masculino.
La carrera en cine de Rosa Carmina cuenta con mas de 44 películas entre las que destacan:
GANGSTERS CONTRA CHARROS, EL CHARRO DE ARRABAL, LA BANDIDA, AMOR SALVAJE, CABARET SHANGAI, TRAICIONERA, QUE IDOTAS SON LOS HOMBRES, EL INFIERNO DE LOS POBRES, HOMBRES SIN ALMA, PERDICIÓN DE MUJERES, NOCHE DE PERDICIÓN, ESPECIALISTA EN SEÑORAS, VIAJERA, SOY MEXICANO DE ACA DE ESTE LADO, ESTRELLA SIN LUZ, DIOSA DE TAHÍTI, LA SEGUNDA MUJER, EL SINDICATO DEL CRIMEN, EL CRISTO NEGRO, HISTORIA DE UN MARIDO INFIEL, BAJO LA INFLUENCIA DEL MIEDO, SECRETARIA PELIGROSA, QUIEREME CON MI MÚSICA, CABARET TRAGICO, MELODÍAS INOLVIDABLES, EL MISTERIO DE LA COBRA, LA ULTIMA LUCHA, MI MUJER NECESITA MARIDO, entre muchas otras protagonizadas en su primera etapa de carrera; sin embargo dos películas destacan de este tiempo; SANDRA LA MUJER DE FUEGO y EN CARNE VIVA; la primera porque con su actuación de vampiresa recibe las mejores criticas, y en la segunda porque se consolido también como actriz dramática.
Para los años 60 las historias de las rumberas ya no tenía suficiente Fuerza, y Rosa Carmina decidió que era un buen momento para retirarse, además que su relación con Juan Orol no estaba atravesando por buenos momentos y termino divorciandose del director, pero siempre llevo con el una buena amistad hasta el día de la muerte del director. De hecho a la muerte de Orol, Rosa Carmina manifestó que siempre fue una gran persona y un ser extraordinario; opinión que contrastaba con la de Pons quien lamento la muerte de Orol pero no quería comentar nada relacionado al tiempo en que estuvieron casados.
Al igual que sus compañeras del rubro, Rosa Carmina no se salvo de las criticas y manifestaciones que contra las rumberas se organizó en la época.
Los empresarios sabían que invertir en el espectáculo de Rosa Carmina era un éxito seguro, por lo que eran muy requeridas sus presentaciones, pero en todas ellas la famosa LIGA DE LA DECENCIA hacia un llamado por medio de volantes o informes en la iglesia de que evitarán el espectáculo de Rosa Carmina, que quien acudiera a uno de ellos, podría considerarse excomulgado. En un programa que recientemente vi, contaba la anécdota un sacerdote, que en aquel tiempo era seminarista, de que el padre que los instruía les regañaba si se enteraba que hablaban de alguna de las Rumberas, principalmente de Rosa Carmina. Según cuenta el padre, un día a escondidas consiguió entrar a un espectáculo de la bailarina, y delante se percato que a dos bancas adelante de él se encontraba su maestro, aquel que tan duro los regañaba.
En los años 70, Rosa era requerida para filmar mas películas; pero ella los rechazaba por no considerar a los personajes dignos de su trayectoria; pero en 1974 llega el proyecto llamado BELLAS DE NOCHE, el cual marca el inicio del cine de ficheras y el retorno de la actriz. de ahí vienen otros proyectos como PANTALEÓN Y LAS VISITADORAS, RASTRO DE MUERTE y su ultima cinta ESTA Y LÓTRA CON UN SOLO BOLETO. de ahí en más, rosa Carmina no ha reaparecido en el séptimo arte.
Durante los años 70, vuelve a contraer matrimonio por tercera y ultima vez, esta vez con un señor perteneciente al extinto grupo de LOS VIOLINES DE VILLAFONTANA.
Las telenovelas, que han sido el refugio de los actores para permanecer vigentes, dieron a Rosa la oportunidad de dar cátedra en esta área, apareciendo en seriales como LA PASION DE ISABELA, MUCHACHITA, SIMPLEMENTE MARÍA y el proyecto con el que se retiro definitivamente de la vista publica MARIA MERCEDES.
Luego de esta novela, Rosa Carmina se ha dedicado mas a su vida social y personal; no pudo tener hijos, pero el cariño maternal lo desemboco en su sobrino. Se ha dejado ver poco en público, normalmente cuando su amigo JOSE LUIS CUEVAS monta alguna exposición ella suele dejarse ver y demostrar que sigue teniendo ese porte, y que gracias al baile se mantiene bien conservada físicamente; pero son tan esporádicas esas apariciones que en torno a ella se rumoran muchas cosas, la principal es que su sobrino, quien la quiere mucho y ve siempre por su bienestar, es el que no permite que nadie se le acerque, ni deja que de entrevistas; otra es que precisamente no permite que el público vea a la rumbera debido a que padece alzheimer, y otra versión, que es en la que mas confió, es que la actriz no ha recibido buenas ofertas de trabajo y esto hace que no aparezca en público tan seguido, debido a que no tiene la necesidad.
Desde mi punto de vista, Rosa Carmina debería dejar que algunos miembros de la prensa la dejen entrevistar, porque seguramente con todas las tablas que tiene, su trayectoria vivida, y las experiencias acumuladas; se podría escribir todo un libro de esta extraordinaria actriz, estupenda bailarina que marco junto a sus demás compañeras toda una época dentro de nuestra historia del cine nacional.
Podrán pasar los años y las épocas, pero jamas habrá otra mujer como ROSA CARMINA, quien por su porte, belleza, talento y clase; cosa que le falta a algunas que se hacen llamar vedettes ; que lleven con gran gusto el mote de LA MUJER DE FUEGO.
Con esta semblanza concluye una serie de artículos dedicados a cinco grandes mujeres que se hicieron inmortales en nuestro cine nacional. Deseamos el descanso eterno de MARIA ANTONIETA PONS Y MECHE BARBA y mandamos todo nuestro cariño y afecto a las grandes ROSA CARMINA, NINON SEVILLA y AMALIA AGUILAR, con quienes aun tenemos la fortuna de contar y que siguen teniendo el cariño de la gente por ser parte del cine de LAS RUMBERAS.

5 comentarios:

Jose A. dijo...

Desearia ver fotos recientes de Rosa Carmina.

Anónimo dijo...

Yo no viví la época de Rosa Carmina, pero he visto algunas de sus películas. La admiro en su actuación, en su baile y en su canto. Por eso quisiera que la entrevistaran y ver como luce ahora. Yo creía que la única mujer llamada por la frase "mujer de fuego" era Olga Tañón, pero Rosa Carmina la supera en muchas otras facetas. Esta es la verdadera "mujer de fuego".

Anónimo dijo...

Me encantó en esta página, conocer mas acerca de la vida de la cantante y actriz Rosa Carmina Riveròn Jimenez. Gracias también al canal mexicano De Película que mantiene viva la admiración por estas preciosas mujeres. Soy del 49 pero tengo una especial afición a estas películas antiguas quizá porque las "vi desde que estaba en el vientre de mi madre." Gracias por la detallada información que brindan al público que desea conocer más de sus artistas favoritos. Un abrazo.Alberto,
Lima PERU.

Anónimo dijo...

después de tanto silicon, me quedo con las bellezas del 40-50s, dicho sea de paso que feos peinados en los 60s y la delgadez de Twiggy...
Lima, Perú

unicornilobo dijo...

Con todo respeto y sin el menor ánimo de ser grosero, le confieso que hasta leer esta página desconocía yo quien era doña Rosa Carmina. Mi interés por saberlo surgió porque fue mencionada entre las personalidades influyentes en la vida de el pintor mexicano José Luis Cuevas, recientemente fallecido. Sin embargo, la identificaba por sus películas ¿No es eso maravilloso?
La obra no necesita de una firma para presentarse ¿no cree usted?
Hay obras anónimas que llegan hasta nuestros días robustas y vigentes, palpitantes, aunque nunca sepamos quienes las escribieron.
Eso creo que me pasó con el trabajo de doña Rosa Carmina...

No obstante, el asunto se redondea estupendamente con la información que publican y comentan ustedes. La cual agradezco. Ante mí, va tomando más forma la valentía y determinación de esta extraordinaria dama, que se sobrepuso a los atavismos durante una época en que hacerlo, era tanto como hacer de Quijote de la Mancha de la vanguardia generacional.
Mi admiración crece.

Sin embargo, mi curiosidad inicial por saber quien fue Rosa Carmina persiste. Algún comentarista de la radio mencionó que doña Rosa fue una especie de activista contra Castro Ruz, y eso, que a mí me parece altamente valioso, no lo dicen ustedes. Es, en mi opinión, tan quijotesco como su determinación de ser actriz y bailarina del cine cabaretero mexicano en tiempos de rezar rosarios los fines de semana y darse golpes de pecho todos los días.

Creo que sería justo y correcto, que hablaran de ello. Esa faceta es muy importante.

Gracias. Les felicito calurosamente.